El Tribunal Oral en Lo Penal dio a conocer las penas que deberán cumplir los tres adultos y los tres adolescentes quienes enfrentaron un juicio oral por la balacera que le costó la vida a una joven de 23 años en junio de 2022 en el sector Guacamayo de Valdivia.

Los imputados fueron condenados como autores de los delitos de homicidio simple consumado, homicidio simple frustrado y porte ilegal de arma de fuego. Cinco de ellos además fueron sentenciados por el delito de disparos injustificados.

Durante el juicio oral, la fiscalía acreditó que los 6 condenados, el día 4 de junio de 2022 en el sector Guacamayo de la comuna de Valdivia, participaron de una balacera entre bandas rivales asociadas al tráfico ilícito de drogas en la que resultó fallecida una joven de 23 años, Danitza Ávila Soto, producto de una bala que la hirió mientras se encontraba en el interior de su domicilio.

Durante el intercambio de disparos también resultó con una herida en el cuello de carácter grave un hombre de 21 años.

Uno de los imputados adultos fue condenado a 35 años de prisión efectiva, otro a 30 años de prisión efectiva y un tercero a 27 años, mientras que los adolescentes fueron sentenciados a cumplir la máxima pena que permite la legislación para quienes tienen 14 o 15 años, es decir, 5 años de internación en un régimen cerrado con programa de reinserción social.

Tras la lectura de sentencia, el fiscal José Rivas, sostuvo que la determinación judicial de las penas, tiene que ver con varios factores, entre ellos,  el grado de participación de los involucrados en los hechos.

El persecutor afirmó que esta es una etapa del proceso penal, no descartando que la defensa presente algún recurso en instancias superiores.

Esta es una etapa del proceso penal, faltan que se produzcan los recursos probablemente de la defensa por las altas penas impuestas, por lo tanto, la Corte de Apelaciones tendrá que revisar si esta sentencia se confirma o se produce un nuevo juicio, por lo que, estaremos atentos a cuando ese alegato se produzca, en término de nuevos responsables por la muerte de Danitza esta cerrado”, dijo Rivas

Por su parte el Juez del Tribual Oral en lo Penal de Valdivia, Germán Olmedo Donoso, reconoció que se trató de un caso con cierto grado de dificultad debido a lealtades mal entendidas de los involucrados tras disputas de territorios para la venta de drogas.

La dificultad del caso se dio en la lógica de temor y silencio por lealtad mal entendida entre parte de los integrantes para efecto de poder determinar los partícipes en estos hechos, no obstante, el acabado trabajo policial que logró recopilar los antecedentes permitió apuntar y entender quienes eran los involucrados de la muerte de una vecina inocente, la que se genera por la balacera entre estas bandas”, señaló.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *