La fiscal judicial de la Corte de Apelaciones de Valdivia, Paola Oltra Schüler y el magistrado del Juzgado de Letras y Garantía de Río Bueno, Pablo Salas Donoso, recorrieron las remozadas dependencias del Centro de Cumplimiento Penitenciario (CCP) de comuna, que permanecía cerrado desde 2018 por problemas de infraestructura.

La fiscal judicial Oltra señaló que “por mandato legal, dentro de nuestras funciones como fiscal judicial, se encuentra la supervigilancia y monitoreo permanente de los recintos carcelarios de la jurisdicción. En este contexto, el hacinamiento de la población penal del Complejo Penitenciario Llancahue ha sido una preocupación permanente de esta Fiscalía”.

“De acuerdo a lo que se nos ha informado desde la Dirección Regional de Gendarmería, la reapertura del CCP de Río Bueno permitirá contar con 95 nuevas plazas, lo que permitirá segmentar la población penal y disminuir en algo la sobrepoblación de la cárcel concesionada de Valdivia.

Entendemos que Gendarmería ha dispuesto que los internos que serán trasladados, sean personas condenadas por delitos comunes, con buena conducta y bajo compromiso delictual; lo que sin duda contribuirá a mejorar las condiciones carcelarias de los condenados y promover su proceso de reinserción social”.

Por su parte, el magistrado Salas valoró que Gendarmería privilegie el traslado de internos de la zona “para fortalecer el arraigo, sabemos que Gendarmería ha dispuesto que los internos que llenaran estos 95 cupos serán preferentemente de la Región de Los Ríos, en especial de las comunas de Río Bueno, La Unión, Paillaco y Lago Ranco, lo que les permitirá tener un mejor contacto con su grupo familiar”.

Se prevé que la reapertura del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Río Bueno se concrete dentro del primer semestre del presente año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *