En entrevista con RioenLinea, José Dörner Fernández, Rector de la Universidad Austral de Chile (UACh), proporcionó detalles sobre el Plan de Recuperación de la institución y los ajustes financieros que se están llevando a cabo.

La Universidad Austral de Chile (UACh) es el principal empleador de la región de Los Ríos, la casa de estudios, miembro de la Red G9 y del Consejo de Rectores y con cerca de 18 mil alumnos atraviesa una profunda crisis económica. Tanto es así, que la Superintendencia de Educación Superior (SES) intervino en la casa de estudios, debido una deuda superior a los $91 mil millones en los últimos tres años.

Es en ese escenario que el ex rector Hans Richter, quien se encontraba haciendo uso de una licencia médica presentó su renuncia el pasado 8 de abril. Su reemplazante José Dörner asumió el viernes pasado en medio de una compleja situación y con la tarea de llevar adelante el Plan de Recuperación 2024-2025, para asegurar la sostenibilidad de la casa de estudios.

Una de las principales preocupaciones de la comunidad estudiantil es cómo afectará el plan a las carreras y programas académicos. Dörner aseguró a RioenLinea aseguró que se están tomando medidas para salvaguardar la calidad educativa y minimizar los impactos en la productividad científica. Además, señaló que los posibles cambios obedecen a la adaptación a las necesidades del mercado y al perfil de los nuevos estudiantes.

«El acompañamiento de la SES al Plan de Recuperación valida que las medidas que hemos propuesto resguardarán la calidad del servicio educativo que entregamos junto con reducir al mínimo los riesgos de impacto sobre la productividad científica de la institución. A esta muestra de confianza debemos responder responsablemente, cumpliendo con lo que se nos ha encomendado para asegurar nuestro compromiso con los más de 18 mil estudiantes de pregrado y 1.400 en posgrado», señaló la autoridad univesitaria.

Agregó que «a nivel nacional, las casas de estudio se están adaptando constantemente a las necesidades del mercado y al perfil y necesidades de los nuevos estudiantes. Los posibles cambios mencionados obedecen más en esa línea y a nuestros registros en cuanto a la tendencia de carreras con alta o baja demanda, que nos permitirá obtener definiciones claras al respecto».

Sobre el proceso de reducción de personal, el Rector mencionó que se están evaluando distintas medidas, como el llamado a retiro anticipado y la no renovación de contratos a honorarios, con el objetivo de amortiguar los efectos sobre los trabajadores. Sin embargo, no se especificó un número exacto de despidos.

En ese sentido manifestó que «en el marco de las medidas de eficiencia y modernización que el Plan de Recuperación considera, la Universidad Austral de Chile ha sostenido permanente comunicación con los sindicatos y otros estamentos, para dar a conocer y evaluar las distintas medidas, junto con las estrategias de amortización, especialmente para el caso de aquellas que implican reducción de equipos. Entre estas medidas se encuentra el llamado a retiro anticipado, las no renovaciones de contratos a honorarios y otros mecanismos que implican un análisis caso a caso de la situación. Por lo anterior, en esta etapa no sería prudente concentrarnos en una cifra, sino en los ya que debemos ser respetuoso en estos procesos donde el bien común sea el factor relevante, pues estamos hablando de personas y de sus familias».

En cuanto a las unidades prestadoras de servicio que podrían ser eliminadas por falta de rentabilidad, se está realizando un análisis de sostenibilidad. Aquellas que sean financieramente viables podrían mantener su operación bajo un RUT distinto al de la universidad.

«Estamos trabajando en un análisis de sostenibilidad de ellas, con la idea de sacarlas a un RUT distinto al de la universidad, manteniendo su operación en el caso que sean financieramente sostenibles. En cuanto a las restantes, se tomará una definición evaluando caso a caso», apuntó Dörner.

En relación con la calidad de la educación y la investigación, Dörner aseguró que no se verán afectadas negativamente por las medidas de ajuste financiero. Se comprometió a garantizar la calidad educativa y la productividad científica de la institución, respetando los compromisos laborales y administrativos.

Al respecto dijo que «en este punto queremos ser claros. Las medidas que tenemos que tomar se basan en ciertas condiciones de borde, entre ellas, que bajo ninguna circunstancia se afectará negativamente la calidad de servicio educativo y de investigación que entregamos como institución. El acompañamiento de la SES al Plan de Recuperación valida que las medidas que hemos propuesto resguardarán estos compromisos y nosotros estamos comprometidos con garantizarlo, ya que somos una de las universidades más importantes del país, y eso no ha cambiado, lo que se vio reflejado con los buenos resultados en el proceso de admisión 2024. Los otros bordes son: reducir al mínimo los riesgos de impacto sobre la productividad científica de la institución; cumplir los compromisos laborales, administrativos y financieros contraídos con su comunidad interna y externa; asegurar un carácter compartido y consensuado de las medidas, de acuerdo a las instancias establecidas en sus Estatutos; y no afectar la imagen pública y prestigio de la Universidad».

Finalmente, respecto a la posible venta de hectáreas de terreno de la UACh, el Rector indicó que es un tema en estudio y que no se pueden proporcionar más detalles por el momento.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *