En una jornada significativa para el sector agrícola de Chile, representantes del Servicio Agrícola Ganadero (SAG) del nivel central realizaron una visita de gran relevancia al Faro, casa comunitaria de semillas, sede de la Cooperativa Semilla Austral – proyecto apoyado por el programa Fondo Común de Fundación Lepe- ubicada en Curiñanco, Valdivia.

El encuentro, encabezado por el encargado regional de protección agrícola-forestal y semilla de la Región de Los Ríos del SAG, Daniel Cabello, y Valentina Vives, gerenta de Semilla Austral y principal responsable de las labores en el Faro, marca un hito en la relación entre ambas instituciones, abriendo nuevas puertas para el desarrollo de la agroecología y la agricultura orgánica en el país.

Uno de los principales objetivos del encuentro fue explorar vías para facilitar que la Cooperativa y otros proveedores de semillas orgánicas certificadas puedan abastecer la demanda nacional de semillas orgánicas para productores en el país. Para lograr esto, se discutió sobre la trazabilidad de las semillas y se revisó detalladamente el proceso de producción y comercialización llevado a cabo por la Cooperativa, labor que fue reconocida y celebrada como pionera en Chile por la autoridad competente.

El SAG, comprometido con el fortalecimiento del sector agrícola y la promoción de prácticas sustentables, expresó un claro interés en entender y apoyar el trabajo realizado por la Cooperativa Semilla Austral. Durante la visita, se destacó la importancia de la cooperación tanto intra como interinstitucional para abordar temas cruciales relacionados con la comercialización de semillas orgánicas certificadas.

La Cooperativa Semilla Austral, por su parte, reiteró su postura crítica sobre los derechos de propiedad intelectual en relación con las semillas, defendiendo la idea de que éstas son un bien común fundamental para la alimentación y la resiliencia de los sistemas agroalimentarios. Se destacó la necesidad de ajustes en la normativa vigente para proteger y promover la producción y circulación de semillas campesinas.

El diálogo entre ambas partes se desarrolló en un ambiente de confianza y transparencia, donde se abordaron preocupaciones legítimas y se manifestó la disposición para revisar y adaptar la normativa existente. Se celebró la apertura y flexibilidad demostrada por ambas partes para trabajar en conjunto hacia el fortalecimiento del sector de semillas orgánicas en Chile.

Valentina Vives,comentó que “actualmente el gran desafío de la Cooperativa es aumentar las ventas, para circular los lotes estancados y para aumentar nuestros ingresos, de esta manera se podrán hacer las inversiones necesarias, especialmente en equipo, infraestructura y ahora se suman los sobres por especie”.

Al finalizar la jornada, tanto el SAG como la Cooperativa expresaron su satisfacción por el progreso realizado y se comprometieron a continuar fortaleciendo su colaboración en el futuro para avanzar hacia una producción de semillas y de alimentos más justa, saludable y sostenible en Chile.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *